Nuestra Tecnología


Infrarood warmtetechnologie

 

Stoov® utiliza tecnología de calentamiento por infrarrojos. Esta forma de calefacción tiene beneficios para la salud y mantiene el calor de forma eficiente. Pero, ¿qué es exactamente la calefacción por infrarrojos? ¿Cómo funciona y cuáles son sus beneficios?

 

¿Qué es la calefacción por infrarrojos?

La calefacción por infrarrojos se basa en una radiación electromagnética invisible a simple vista. Al igual que pasa con los rayos de sol, el calor se puede sentir en todo el cuerpo, pero no se ve la radiación. 

La calefacción por infrarrojos no calienta el aire, sino a los objetos y a las personas que lo usan. Esta es la mayor diferencia con un sistema de calefacción tradicional, en el que se calienta el aire y lo sientes inmediatamente en cuanto te acercas.

 

 


Kussen infraroodtechnologie

 

 


Los diferentes tipos infrarrojos

Existen diferentes tipos de calefacción por infrarrojos que varían en función de la longitud de onda que emitan. En Stoov® utilizamos el calentamiento por infrarrojos de onda larga, también conocido como infrarrojo lejano, o incluso más corto: FIR. Estas ondas penetran tan profundamente en el cuerpo que incluso tienen beneficios para la salud. Además de la onda larga, existen los infrarrojos de onda corta y media.

 

Infrarrojos de onda corta

El tipo corto se reconoce por su color rojo-naranja brillante. Esta variedad se encuentra, por ejemplo, en las tostadoras. Este calor es súper intenso y, por lo tanto, sólo se utiliza para calentar a distancia debido a que si se expone a una distancia demasiado corta, corre el riesgo de quemarse.


Infrarrojos de onda media

Puedes reconocer la onda media por el color rojo oscuro que le caracteriza. Este calor también es intenso, pero se puede disfrutar de él desde una distancia más corta. Este tipo de calefacción es el perfecto para el salón o el baño.



FIR: infrarrojo de onda larga

Este es el tipo de onda que se usa en los productos Stoov®, el adecuado para calentar tu cuerpo directamente. Con el FIR, la temperatura de tu cuerpo aumenta, aunque el ambiente sea frío. Este tipo de onda funciona mejor cuando tienes contacto directo con la radiación. Por lo tanto, solo tienes que sentarte o acostarte cómodamente sobre tu almohada Stoov®, ¡y a disfrutar!

 

 

Un paso más allá...

Bien, ahora ya lo has entendido. ¿Listo para profundizar un poco más? Lo que hace el FIR precisamente es activar las moléculas de tu piel y penetrar aún más profundamente, hasta tus músculos.

La energía que entra en tu cuerpo hace que las moléculas se muevan y generen calor. Cuando la longitud de onda larga atraviesa directamente la piel, hasta 4 cm de profundidad, te calienta lentamente desde dentro hacia fuera. A diferencia de las almohadillas térmicas tradicionales que te calientan de fuera hacia dentro y no penetran lo suficiente para disfrutar de sus beneficios.

La conexión de fibras de carbono de baja tensión de los productos Stoov® crean vibraciones en la gama de infrarrojos profundos. Como resultado, la temperatura se eleva inmediatamente a unos agradables 42 grados centígrados.

 

Las ventajas de la calefacción por infrarrojos lejanos

Debido a la profunda penetración de la radiación, los productos Stoov® proporcionan varios beneficios para la salud, como:


• Mejorar la circulación sanguínea
• Reducir el dolor
• Solucionar la rigidez de las articulaciones
• Fortalecer el sistema cardiovascular (el corazón y los vasos sanguíneos)
• Reducir la inflamación
• Revitalizar la piel


¿Cómo funciona exactamente? El FIR ioniza en el espectro electromagnético. Esto significa que las moléculas y los átomos de tu cuerpo se convierten en iones.

En otras palabras: FIR convierte las partículas cargadas positivamente que causan dolor en iones neutros o negativos. Así que menos dolor. FIR también expande tus capilares y esto mejora tu circulación sanguínea. Aumenta el flujo de oxígeno y nutrientes en tu cuerpo y así los desechos y las toxinas acumuladas se eliminan mejor. Como resultado, tienes una sensación de alivio mientras tus músculos y articulaciones se relajan.

 

¿Es seguro el calentamiento por infrarrojos de onda larga?

Sí. Debido a la gran longitud de onda de este tipo de infrarrojos, la radiación es completamente inofensiva. De hecho, incluso tiene beneficios para la salud. Para mayor seguridad, hemos incorporado un temporizador y un termostato. Así nos aseguramos de que la almohada no se caliente demasiado y se apague automáticamente después de 8 horas.


Sostenibilidad

Además de los beneficios para la salud, el FIR también es sostenible. En lugar de encender la calefacción puedes utilizar la almohada Stoov® para entrar en calor directamente. ¡Un punto a favor para mejorar tu factura energética!